Yoga niños

«Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres»  (Pitágoras)

Momentous 94%

La educación prepara para la vida, para la incorporación en la sociedad, una sociedad cada vez más acelerada, de continuo cambio, que crea tensiones angustias y estrés. Es necesario cambiar esta forma de vida por otra más saludable y satisfactoria que nos lleve a la verdadera sociedad del bienestar.

El yoga es una buena herramienta ya que trabaja a la persona de una forma global, teniendo en cuenta que somos una unidad: cuerpo ,mente y espíritu.

img_1065img_0503

Dar a conocer el yoga a los niños desde pequeños es enseñarles a utilizar sus propios recursos internos para poder hacer frente  a las situaciones de la vida cotidiana con el fin de ser más autónomos y libres, para poder llegar a ser unos adolescentes,  jóvenes y adultos, equilibrados,  capaces de gobernarse a sí mismos ante cualquier situación que se le presente, y de encontrar su propósito en la vida.

Todo ello con juegos, cuentos, canciones…039 Pintando, cooperando, creando, conociendo y trabajando  su cuerpo,  en grupos reducidos de un máximo de 5 niños, para poder llegar a cada uno de ellos individualmente, según  las  necesidades de cada uno.

Y ofreciéndoles las herramientas necesarias para recordar  ese  estado de calma y relajación que tanto ansía su espíritu, y que parece que han olvidado  en medio de la gran cantidad de estímulos, ruidos y exigencias a los que al igual que los adultos, se ven sometidos en la actualidad.

Beneficios:

  • Mejora la fuerza y flexibilidad física y emocional de los niños.
  • Equilibra el ciclo de crecimiento y ayuda a eliminar molestias durante periodos de crecimiento rápido.
  • Aumenta su autoconfianza y creatividad, equilibrando mente y cuerpo.
  • Promueve la autodisciplina, la perseverancia y el compromiso.
  • Calma su mente.
  • Fortalece su coordinación, su concentración y su equilibrio.
  • Incrementa  la inteligencia.
  • Enseña a relajarse y reducir el stres al encontrar la paz interior
  • Ayuda a tratar la hiperactividad así como el déficit de atención, ya que ayuda al niño a relajar el sistema nervioso y tranquilizarse.
  • Expande la conciencia de la naturaleza, de los animales y del entorno, haciéndoles conscientes de que estamos conectados con todo.
  • Promueve la comunidad.
  • Nutre la espiritualidad y la conciencia global